viernes, 10 de julio de 2015

DAKOTA JOHNSON VS CARA DELEVINGNE


Nunca he seguido mucho a Cara Delevingne, así que poco sabía de ella, pero había una cosa clara: la imagen que tenía en mi cabeza era negativa. “Tiene toda la pinta de ser una fiestas medio pirada”. – pensaba yo. Prejuicios se le suele llamar a esto. Qué pena no llegar a deshacernos del todo de ellos.

El pasado miércoles pudimos verla en 'El Hormiguero', y la verdad es que ella sola derribó por completo esa imagen que tenía preconcebida. Demostró que es una mujer muy carismática, además de divertida, graciosa, cercana y agradable. En definitiva, totalmente encantadora. Durante todo el programa se comportó de una manera muy natural y espontánea, como si no hubiera cámaras delante, como si en lugar de estar en un plató de televisión rodeada de personas desconocidas, estuviera en un bar tomando cañas con sus amigos.


Sin embargo, la semana pasada fue Dakota Johnson la que visitaba el mismo programa, y la imagen que dio fue bien distinta. Totalmente rígida, con sonrisa nerviosa y parquedad de palabras respondía a las preguntas de Pablo Motos y no sabía dónde meterse cuando éste echó mano de su manida lista de piropos (que este hombre le tire los trastos a las invitadas parece ser requisito indispensable del programa). Podríamos tacharla de sosa, pava e incluso de antipática, pero creo que en realidad todo puede resumirse en esto: es tímida.


He leído y escuchado comentarios sobre el paso de estas dos mujeres tan diferentes por el programa de las hormigas, y casi todo el mundo coincide en su veredicto: Cara es simpática y graciosa mientras que Dakota es  insustancial y aburrida. Tras el estupendo programa que nos brindó la primera más de uno no dudó en compararla con la segunda: “Igualita que Dakota la semana pasada, que apenas decía una palabra”.

En realidad no tengo demasiado interés en hablar ni de Dakota Johnson ni de Cara Delevingne, pero sí de los dos tipos de personas que ambas representan: la tímida y la extravertida.

Hace algunos meses leí un libro llamado 'El don de la sensibilidad', y en él encontré una idea que quedó grabada en mi cabeza: estos dos tipos de personas son tan opuestos como necesarios y ninguna es mejor ni peor opción que la otra. Cada uno aporta algo igual de valioso y sin lo que no podríamos vivir.

Este libro habla de, entre otras cosas, un estudio que realizó Avril Thorne con el fin de descubrir la manera de interactuar de los introvertidos, para lo que escogió a alumnas altamente extravertidas y altamente introvertidas.

“Las mujeres altamente introvertidas se mostraban serias y centradas, hablaban más acerca de problemas y eran más cautas. Tenían tendencia a escuchar, a preguntar, a dar consejos; parecían estar concentrándose en la otra persona de un modo profundo.
En cambio, las mujeres altamente extravertidas charlaban más por placer, buscaban más el acuerdo, buscaban similitudes en cuanto a orígenes y experiencias, y hacían más cumplidos. Eran optimistas y expansivas, y gustaban de emparejarse con cualquier tipo de persona, como si su principal placer fuera la conversación.
Cuando las extravertidas se encontraban con alguna alumna que era altamente introvertida, les gustaba no tener que estar tan alegres. Y las introvertidas encontraban la conversación con la extravertida como un soplo de aire fresco.
La imagen que obtenemos del trabajo de Thorne es que cada tipo de persona contribuye con algo a este mundo, algo que es igualmente importante.”


Refuerza esta idea citando el planteamiento de Carl Jung, para quien “ser introvertido es, simplemente, volverse hacia dentro, hacia el sujeto, el yo. Los introvertidos son evidencias vivas de que este mundo, rico y variado, con su vida desbordante y embriagadora, no es únicamente externo, sino que también existe en el interior.
A veces lo único que necesitamos es disfrutar del mundo exterior tal como es y de los extravertidos, que pueden hacer que gente totalmente extraña se sienta conectada. Pero también a veces necesitamos un anclaje interno, es decir, aquellos que son introvertidos y prestan plena atención a los matices más profundos de la experiencia íntima. La vida no va sólo de películas que todos hemos visto y de restaurantes que todos hemos visitado. A veces, hablar de las cuestiones más sutiles es esencial para el alma.”

Vivimos en un mundo en el que se valora la extraversión y sociabilidad y donde se confunde timidez con antipatía. Sólo hay que analizar los dos ejemplos de los que os he hablado antes para darnos cuenta: Cara nos fascinó y Dakota nos dejó indiferentes. Así que, es interesante toparte con un libro que te recuerde que, en realidad, todos tenemos algo que ofrecer.

Además, pienso que todo esto también tiene mucho que ver con el equilibrio. ¿Os imagináis un mundo en el que absolutamente todas las personas, sin excepción, fueran superextravertidas, simpáticas y sociables? En mi opinión, el resultado sería de lo más molesto y cargante. Y en el caso contrario, ocurriría lo mismo pero al revés. Un mundo lleno de introvertidos sería demasiado monótono. Tanto los extravertidos como los tímidos logran un término medio. Unos contrarrestan el aburrimiento, otros el exceso de ruido y ambos logran una armonía.


¿Con quién os sentís más identificados, con Dakota Johnson o con Cara Delevingne? O lo que es lo mismo ¿sois tímidos o extravertidos?



18 comentarios:

  1. Hola. prefiero a Dakota, es más natural y habla algo de español. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. woow! Tu reflexion me ha encantado y creo en las personas timidas, porque yo lo soy. Ser timida no es ser antipatica, todo lo contrario siendo timida sabes que las personas se acercan porque les cauas curiosidad y asi pueden descubrir que tambien guardo la parte loca y me divertida.

    un besoo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho tu post , y menos mal que se equilibran los dos caracteres en la vía da . Y también pienso que s la vez podemos tener los caracteres la misma persona , según las circunstancias. Te dejo para que visites mi post by si quieres me comentas comovestirsealostaytantos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. que bueno tu post!!! yo soy más como Dakota...soy súper hiper mega tímida y me cuesta la misma vida relacionarme con la gente cara a cara...siempre ha sido así y quien me conoce me respeta ;)
    un beso preciosa y que disfrutes del fin de semana.

    http://diarioparaquererme.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Acabo de ver los dos videos en youtube me gusta ponerme las entrevistas de pablo de vez en cd jejeje. Yo es que siemprehe sido super tímida y a veces da la sensación que soy antipática pero es timidez jejejeje asi que no prodcuro no juzgar a la gente las apariencias enganan la verdad que dos videos muy distintos, aunque el de dakota era muy cortito. Que bien que publiques mas a menudo me entretiene leer tu blog. Bss

    ResponderEliminar
  6. No creo que Dakota sea antipática, simplemente es una persona tímida. Muchas veces confundimos las dos cosas... me ha pasado más de una vez! Besotes

    www.mybeautrip.com

    ResponderEliminar
  7. Dakota puede ser muy timida pero además es muuuuuy sosa, mucho y lo dice una nada fan de Cara a quien su visita al hormiguero fue todo un hallazgo.

    ResponderEliminar
  8. Dakota puede ser muy timida pero además es muuuuuy sosa, mucho y lo dice una nada fan de Cara a quien su visita al hormiguero fue todo un hallazgo.

    ResponderEliminar
  9. A mi Cara es que me encanta, su estilo y su forma de ser me recuerdan un poco a mí y tan extrovertida es que es simplemente genial, después de leer y reflexionar acerca de tu artículo creo que he aprendido un montón porque nunca me había planteado estas cosas, la verdad es que yo soy bastante extrovertida y encajo perfectamente en lo que describes. Al ver a Dakota en el hormiguero la verdad es que un poco antipática sí que me pareció pero no porque no hablara sino porque la veía como sin sonreír o forzada a estar en ese programa, no tengo nada en contra de ella pero con la fama que tiene podría ser un poco más carismática. Es mi opinión por supuesto! Un besazo desde
    lilbourne.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  10. No es lo mismo ser tímida que antipática. Yo soy muy tímida y al principio me cuesta entablar conversación con la gente que no conozco.

    me-andmybag

    ResponderEliminar
  11. Qué buena reflexión!! sería muy aburrido si tod@s fuésemos iguales. yo no se con quién me identificarías porque voy a ratos jiji pero si que es cierto que es muy fácil etiquetar a la gente tímida como seca, aunque también pienso que no por ser tímida se pueda parecer antipática o estúpida... las sonrisas son gratis y son el mejor idioma del mundo :)
    Un besete!
    Tienes ganas de viajar y lo sabes

    ResponderEliminar
  12. Un post muy interesante, hay que valorar a cada uno como es, ya que todos aportamos algo importante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante y tienes toda la razón!

    Besos,

    http://theartofpaloma.com/

    ResponderEliminar
  14. Hola! te he conocido por casualidad y no me marcho sin saludarte y decirte que me encanta como escribes! es una gozada... la reflexión final de este post es un acierto, pienso igual que tú no podemos ser todo iguales , ¡la diferencia hace la armonía!
    un besito y te invito a dar una vuelta por mi blog
    patymanitas blog

    ResponderEliminar
  15. Yo a principio soy algo tímida porque me gustar mucho observar y saber en que entorno y personas me estoy moviendo, pero necesito poco tiempo para abrirme y entablar miles de conversaciones. ¡Buen post!

    Feliz día. Besotes:
    http://elvestidorderachel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. A mi Cara me parecía un poco snob y un rollo a lo Miley. Des de que la fui descubriendo más, me he dado cuenta que es muy natural e inteligente, me cae bien.
    Petons

    ResponderEliminar
  17. Dakota es más guapa que cara... Cara es muy seria no se no m acába d gustar team dakota

    ResponderEliminar